Bar Restaurante El Puerto, en Vigo

Hace mucho tiempo que no hablo de comida, o de algún restaurante u os enseño alguna receta sencilla. Así que hoy os voy a enseñar uno de los bares-restaurantes más típicos de Vigo al cual yo no había ido nunca hasta hace unos meses.

Se trata del Bar Restaurante El Puerto y se encuentra en la calle Areal 30, justo en la rotonda que todos los vigueses conocemos como “La Paellera”, y no os esperéis ningún restaurante de lujo. Es más bien, la típica taberna de pescadores de toda la vida (más bien cutre), en la que se mezcla todo tipo de gente, desde familias enteras y parejas mayores, hasta ejecutivos.

bar puerto vigo

Fui con mi madre hace unos meses y pedimos unos percebes  y unas navajas que estaban para morirse de gusto. Si tuviese que comer algo todos los días, sin duda serían los percebes, me vuelven loca!

percebes bar puerto vigo

También como entrante pedimos unos calamares, que estaban muy buenos.

calamares bar puerto vigo

De segundo pedimos rape a la gallega, que estaba muy rico, y me gustó además porque traía la salsita a parte y la echabas tú a tu gusto.

rape a la gallega bar puerto vigo

Y como postre pedimos un flan casero que estaba buenísimo! Lo compartimos porque ya estábamos un poco llenas.

flan casero bar puerto vigo

A mi me gustó mucho todo, era todo de calidad y bien elaborado, el pescado y el marisco se notaba que era fresco. En cuanto al precio no lo recuerdo porque fue en septiembre u octubre de 2013…pero nada desorbitado.

¡Espero haberos abierto el apetito! ¡Hasta mañana!

Para más actualizaciones, no olvidéis darle a Me gusta en el Facebook de Miss Galician Pie

Anuncios

La Pepita Burger Bar

Ayer por la noche mi mami y yo fuimos a La Pepita Burger Bar (Calle Oporto 15, Vigo) a tomarnos una hamburguesa, y vamos, que salimos rodando!

Llegamos y había un montón de cola (7 mesas delante), pero la verdad que se pasó rápido de hecho se nos pasó nuestro turnó por ir a aparcar bien el coche y nos tocó volver a esperar, ya menos tiempo.

Cuando estábamos esperando la segunda vez, lo hicimos tomando una cocacola (de 350 ml en botella de cristal, siempre se agradece) y una clara con gaseosa mientras hojeábamos la carta. Me hubiese pedido absolutamente todo lo que había en la carta, a cada hamburguesa que leía, más babeaba.

Nos sentaron en una mesita muy cuca para dos y nos pusimos a pedir como si no hubiese mañana.

De entrante unos vegetales en tempura acompañados de salsa de soja. Zanahoria (que no me hace mucha gracia, pero estaba tan bien hecha y yo tenía tanta hambre que me la comí), pimiento rojo y verde, berenjena, calabacín y champiñones (que se los comió todos mi mami porque no me gustan mucho).

20130906-114546.jpg

Pedimos patatas fritas gruesas con ketchup picante y mayonesa con ajo asado. Estaban brutales, en elpunto perfecto de frito y las salsas se notaban que eran caseras porque estaban deliciosas.

20130906-114742.jpg

En cuanto a las hamburguesas, mi madre se decantó por una Rianxeira: 150 gramos de carne de ternera con queso San Simón gratinado, panceta crujiente, lechuga, tomate con pan artesano. Dieron en el clavo porque la panceta estaba súper hechita y a nosotras nos gusta mucho así.

20130906-115100.jpg

Yo escogí la Burger del mes que se llamaba Alpina: carne de potro con crema de queso Cebreiro, frutos rojos, lechuga, tomate con pan artesano. No tengo palabras, la combinación era genial, una auténtica bomba!

20130906-115209.jpg

Estábamos llenísimas pero la camarera nos tentó leyéndonos los postres y tuvimos que picar finalmente. A decir verdad, sé que luego me hubiese arrepentido de no haber probado ninguno. Pedimos fresas salteadas con helado de mandarina y espuma de yogur griego. Estaba riquísimo y no era nada empalagoso, bajaba muy bien y hasta era “digestivo”.

20130906-115352.jpg

Finalmente pagamos, y nos salió todo en 30 euros, me pareció un precio bastante bueno, ya que la calidad era exquisita.

Repetiré seguro. Pronto

Degustabox

¡Hola! Ya estoy de vuelta por aquí, y quería compartir con vosotros un descubrimiento que hice hace unos meses: Degustabox.

Conocía las cajitas de pruebas y muestras de productos de belleza y me llamaban mucho la atención, pero sabía que iba a ser un poco derroche, porque finalmente acabo por dejar de usar todas las cremas que tengo. En cuanto encontré Degustabox, sabía que era la cajita de muestras que se adaptaría genial a mi, porque consiste en una caja mensual de nuevos productos de comida!!

Degustabox-Laura Vázquez Díaz-02

Ésta es la tercera que he recibido y para ser sincera, es la mejor de todas con diferencia:

– Dos cajas de galletas Fruit&Fit de Fontaneda, una sabor manzana y canela y otra frutos rojos.

– 6 latas de cerveza Damm Lemon 6-4.

– 2 botes de mermelada light de Hero, uno de Melocotones de temporada y otro de Frambuesas de temporada.

– 4 paquetes de caramelos Mentos: 1 rainbow, 1 frutas ácidas, 1 de menta y 1 de frutas.

– 1 brick de caldo para fideuá de Aneto.

– 1 paquete de fideos de Gallo.

– 1 bote de salsa súper boloñesa de Gallo.

Degustabox-Laura Vázquez Díaz-01

Todavía no he tenido tiempo a probar todo, ya que sólo lleva un par de días en casa, pero puedo opinar de dos cositas que sí he probado: las galletas Fruit&Fit de Fontaneda de sabor frutos rojos, están muy ricas, aunque no sé si lo suficiente para volver a comprármelas otra vez y caramelos Mento sabor frutas ácidas, que a lo largo de una mañana, me he acabado el paquete!!

Lo mejor de Degustabox es que los productos son de tamaños iguales a los que nos podemos encontrar en el supermercado, no son tamaños pequeños de muestritas. Además el servicio de entrega es buenísimo, ya que al llegar a mi piso, yo no estaba y me llamó personalmente el mensajero para preguntarme si estaba o no en casa y al comprobar que no estaba me dijo que volvería al día siguiente y como volví a estar ausente, me pasó el teléfono móvil con mi vecina para que ella me lo recogiese!

El precio es de 12,99 euros por cada caja mensual, no tienes que abonarte durante un número de meses determinado y la recibirás entre el día 25 y 30 de cada mes!

María Bonita Taco Bar

¿Cómo va ese comienzo de semana? A mi hoy se me pegaron un poco las sábanas, pero arranco con ganas esta semana.

El sábado fuimos a cenar con unos amigos al mexicano María Bonita Taco Bar, en la calle San Hermenegildo 15, Madrid.

Cuando entramos vimos que aquello era una locura total, un sitio enano en el que había cuatro mesas minúsculas infestadas de gente, menos una, que era la nuestra porque teníamos reserva, pero era ínfima la mesa para cuatro personas que éramos.

Nos sentamos y cada medio minuto, nos teníamos que levantar porque nuestra mesa estaba estratégicamente colocada en el sitio por el que justamente pasaban todos los camareros y toda la gente de las otras mesas. Vamos, aquello parecía que iba a convertirse en la cena más coñazo de la historia.

Pedimos unas micheladas, que es una bebida típica de México que según entendí llevaba cerveza, salsa de tomate, salsa de tabasco y guarrerías varias que normalmente uno se come pero que el sábado nos bebimos. Estaba bien, era un sabor raro, pero acabó cansándome. Para mi gusto, es para tomarme medio vasito y ya. No un vasazo enorme.

la foto-15

De repente, vimos la luz, la mesa de al lado se vació, y era un pelín más amplia, así que nos mudamos, parecía que todo se encauzaba. Pero no cantemos victoria tan rápido, porque nuestra odisea no había hecho más que empezar. Habíamos pedido unos nachos como entrante justo al mismo tiempo que la michelada y 45 minutos más tarde seguíamos esperando por ellos. Ya podían estar cojonudos cuando llegasen, porque empezábamos a estar un poco hasta el culo moño de esperar, además viendo que el camarero les tomó nota para los tacos, primero a la mesa que acababamos de dejar vacía en la cual se habían sentado 8 personas (no entendí cómo lo lograron meterse en aquella enanez de mesita).

Al fin, llegaron los tan esperados nachos. Llevaban cantidades industriales de queso, guacamole, también jalapeños, frijoles, cebollita…mmmm era un platazo enorme. Su precio es de 8 euros.

nachos

Al fin pedimos los tacos, tres por persona (comprobamos que con uno nos hubiese llegado después de tanto nacho) Pedimos alambre (ternera con queso y pimientitos), pollo con mole (mole es una salsa hecha con cacao, que estaba muy buena!)  y más variedades que ya no recuerdo y de las cuales no hice fotos. Sale cada taco a 1,5 euros.

tacos

Al final como ya estábamos cansados de la michelada, nos pedimos dos daikiris de fresa y dos daikiris de maracuyá. Estaban muy buenos, pero no tengo foto para enseñaros.

Resumiendo, el servicio bastante pésimo (el camarero paseaba de un lado a otro sin hacernos ni caso en muchas ocasiones y tardaron mucho en servirnos el entrante), la calidad y cantidad de la comida, muy buena, y el precio final, fue medio, pagamos 71 euros entre cuatro personas, es decir, 17,75 euros por cabeza.

Mi recomendación: se puede ir a comer o a cenar, pero entre semana seguro que no habrá esa locura de gente, y lo que sube el precio final, son las bebidas, ya que la comida era bastante barata.

Cafetería Cidón Musac

Hace tres semanas fuimos a León a pasar el fin de semana con unos amigos. Uno de los días fuimos a las afueras de León al Mayorazgo de León como os enseñaba aquí. El domingo dimos un paseo por el rastro en el que mi novio se agenció dos bicicletas antiguas por 30 euros las dos y yo tres dispensadores de caramelos PEZ para mi colección por tan sólo 1 euro. ¿A que son monos?

Dispensadores PEZMis tres últimas incorporaciones a mi colección de dispensadores de caramelos PEZ: Astérix, Obélix y un soldado romano

Bueno, que me enrollo como las persianas. Aquel día fuimos a comer al Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (MUSAC) a lo que es la Cafetería Cidón.

MUSAC LeónMUSAC

Es una cafetería que está en la planta baja del museo y que tiene una carta breve de “comida rápida” pero que a su vez es ” comida de autor”.

Nosotros nos pedimos una hamburguesa de carne de buey de Valles del Esla con queso de León. Riquísima. Si os gusta mucho la carne, ésta es la vuestra.

LauraVazquezDiaz-Cidón-01Y hamburguesa de sepia con alioli y cebolla caramelizada. La particularidad es que el pan además es de centeno y muy negro porque está hecho con la tinta de la sepia. A mi personalmente, ésta es la que más me gusta, por la originalidad del sabor y presentación.

LauraVazquezDiaz-Cidón-02Los precios de las hamburguesas rondan los 8 euros. Evidentemente no es nada barato, pero vale la pena ir y disfrutar de ellas, aunque sólo sea una vez en la vida jejeje.

¡Espero que os haya gustado! ¡Un beso a todos, gracias por estar ahí y hasta mañana!

El Mayorazgo de León

El fin de semana pasado, estuvimos en León con unos amigos y nos acercamos al Mayorazgo de León, en Santa Colomba de Curueño (situado en la calle Río Curueño nº 1).

Es un sitio muy especial, se combina lo tradicional (está lleno de lugareños entrañables jugando al dominó) y lo moderno (en su cocina de autor con toques distintos).

Allí pudimos disfrutar de los maravillosos platos con los que el señor Gonzalo nos deleitó y nos sorprendió.

En primer lugar, setas rebozadas rellenas de queso. Me encantaron, me las comí sin saber que eran setas (en realidad a mi no me gustan las setas) y aluciné, estaban buenísimas! Estaban suavecitas por dentro gracias al queso y eso fue lo que más me gustó.

LauraVázquezDíaz-ElMayorazgoDeLeón-01

Después, patata frita rellena de pollo de corral con reducción de pimiento del piquillo y aceite de oliva. Una auténtica delicia para el paladar. Yo soy muy fan de las patatas fritas y combinarlas de esta manera tan especial con el pollo me sorprendió mucho. Además al terminar, no podía parar de rebañar la salsa de pimientos porque estaba deliciosa!

LauraVázquezDíaz-ElMayorazgoDeLeón-02

A continuación tortilla de manzana y cebollita, acompañada de crujiente cecina de León, chorizo y pimientos. Nos sorprendió tanto que ayer mismo hemos quedado todos para hacer una igual. Sencilla de hacer, se realiza como si fuese una tortilla de patatas normal, pero en vez de patatas, manzanas. Probadlo, ¡os encantará!

LauraVázquezDíaz-ElMayorazgoDeLeón-03Posteriormente, pastel de morcilla leonesa con piñones y uvas. No podía faltar, en una visita a León un plato con morcilla, y por supuesto no nos defraudó.

LauraVázquezDíaz-ElMayorazgoDeLeón-04

Si ya os parece suficiente comida, esperad, porque aún hay más. Nos trajeron una enorme olla de patatas con costillas ahumadas. Ni qué decir tiene, que el plato principal era éste y que repetimos hasta decir basta.

LauraVázquezDíaz-ElMayorazgoDeLeón-05

Finalmente, el postre. Sobra bandeja de pizarra, chocolate con sal y aceite de oliva, helado de melón, y membrillo natural. La mejor guinda final posible para una comida de diez.

LauraVázquezDíaz-ElMayorazgoDeLeón-06Todo esto aderezado con vino tinto (si la memoria no me falla) Prieto Picudo de la tierra y el precio final fue de 21.50 euros por cabeza.

Al finalizar nos dimos una vuelta por su granja que está en restauración, en la parte posterior de la casa, en la cual tienen pensado poner terraza, perfecta para los días de calor en verano.

Si tenéis la oportunidad de ir, no la dejéis pasar. Estoy segura de que os gustará y además los precios son inmejorables.

Agradecer a Gonzalo y a su hijo Jesús, el agradable y cariñoso trato recibido, no pudimos salir de allí con mejores sensaciones. Para nosotros siempre será nuestro especial “Bulli de la montaña” (anteriormente nos hablaron de él así, y cierto es).

Vicente Bar en Burgos

¡Buenos lunes! Estuvimos el fin de semana en Burgos pasándolo en grande con nuestros amigos que nos acogieron allí. Aprovechando que Burgos es Capital Española de la Gastronomía, descubrimos el que ya hemos denominado “el sitio de pinchos definitivo”. No nos explicamos que ellos, siendo de allí, y nosotros que hemos ido tantas veces, no lo conociésemos!! De hecho me sugirieron que no os dijese en el blog dónde está, para que fuese un secreto, pero no vamos a ser malos y os voy a enseñar el lugar y algunos de los pinchos que comimos!!

Se trata del Vicente Bar, (en la calle Alfareros 14) al parecer uno de los bares más míticos de Burgos para el aperitivo. se recomienda ir a las 12 de la mañana para aprovechar y poder probar tooodos sus maravillosos (y currados) pinchos. Me encanta el contraste entre la apariencia de tasca-bar de toda la vida y la elaboración y presentación tan trabajada de la comida.

Vicente Bar

Nosotros comenzamos por los típicos calamares de toda la vida, nunca fallan! Es una de mis tapas favoritas!!

20130121-102304.jpg

La variedad que había era increíble, toda la barra llena de distintos pinchos y nuevos saliendo de la cocina constantemente. Lo siguiente que probamos fueron los huevos trufados con espuma de patata y boletus. Yo no soy muy amiga de los boletus, pero al resto de personas les encantó!

Huevo trufado con espuma de patata y boletus

La foto que os enseño a continuación, fue sino mi favorito de todos, uno de ellos. Queso de cabra a la plancha, sobre tomate seco…mmmmmmmm!!

Queso de cabra a la plancha con tomate seco

Después era una especie de tortilla o revuelto con patatas (no recuerdo muy bien la explicación) sobre pan de brioche hecho por ellos mismos! El contraste entre el salado de la tortilla con el dulce del brioche, era espectacular.

Tortilla sobre brioche

Luego , con pausa incluida para hacer sitio en el estómago, cogimos dos minitostitas: una de revuelto de boletus y otra de crema de bonito con tomate seco.

tostitas

Y ya para finalizar un poquito de pasta fresca con ralladura de trufa, estaba muy sabrosa!

pasta fresca con ralladura de trufa

Como habréis podido observar, comimos muchos pinchos (y más que se me olvidaron fotografiar de mis amigos jeje) y nos tomamos un par de cañas y salimos a 10 euros por persona. Evidentemente, el aperitivo se convirtió en la comida y al llegar a casa no pudimos comer lo que teníamos pensado.

Además, Vicente Bar aparece en el calendario gastronómico-solidario, (en beneficio de la Asociación de Parálisis Cerebral) junto con otros cracks de la cocina burgalesa tales como Patxi de La Posada del Pintor. Nosotros por supuesto ya tenemos el nuestro!

calendario gastronómico-solidario

¿Qué os ha parecido? ¿Os he abierto el hambre? ¡Un besito y hasta mañana!

Cupcake Road Vigo

Como os prometí esta mañana, aquí os traigo un post a modo postre, y qué mejor que sea de algo dulce, muy dulce!!!

Cupcake Road Vigo, es una nueva iniciativa que conocí hace unos tres meses, y que me he animado a probar ahora para estas pasadas fiestas. En Cupcake Road Vigo realizan unos cupcakes maravillosos y personalizados, hechos con cariño y que son perfectos para eventos, celebraciones o simplemente para darse un capricho cualquier día. Los encargos tienen que realizarse con tres días de antelación y te los llevan a casa! Os dejo el enlace a su Facebook en el cual se puede seguir más de cerca este dulce proyecto.

Mi elección fue “Apple House” (base de manzana con especias y cobertura Cheesecream), “Chocolate Party” (base de chocolate, cobertura de chocolate y pepitas de chocolate), “The Carrot Village” (base de zanahoria y cobertura Cheesecream) y por último, unos cupcakes de base normal con cobertura de galleta Oreo.

LauraVázquezDíaz-CupcakeRoadVigo-01

Apple House y Chocolate Party

LauraVázquezDíaz-CupcakeRoadVigo-02

Apple House

LauraVázquezDíaz-CupcakeRoadVigo-03

The Carrot Village y Cupcakes de base normal con cobertura de galleta Oreo

LauraVázquezDíaz-CupcakeRoadVigo-05

No sabría deciros cuál era mi favorito, pero entre mi familia causaron furor los de zanahoria. ¡Ahora se me hace la boca agua recordándolos!

Mercado de San Miguel

¡Buenos días! Hoy vengo con unas fotos que saqué hace casi tres semanas pero que no quería dejar de publicarlas por lo bonito que me parece el sitio, el Mercado de San Miguel.

Es de visita obligada cuando alguien viene a Madrid de viaje, pasar por este típico mercado. Ahora reformado y muy limpio, en estos momentos está decorado de forma navideña.

Exterior Mercado de San Miguel

Frutería en el Mercado de San Miguel

Quesos en el Mercado de San Miguel

Aceitunas en el Mercado de San Miguel

Huevos de chocolate en el Mercado de San Miguel

Pastelería en el Mercado de San Miguel

Confitería en el Mercado de San Miguel

¡Feliz martes! Mañana si os portáis bien, publicaré un DIY (si es que hoy consigo todos los materiales!) Un beso!!

Brunch en Carmencita bar

Llevo un montón de tiempo queriendo ir a un brunch (concretamente desde uno de los primeros capítulos de Gossip Girl en los que en un brunch se lía parda) así que cuando mi compañero de piso me avisó de que iba a ir a uno porque venían sus tíos de visita, no me lo pensé!

Fuimos al Carmencita Bar en la calle San Vicente Ferrer 51, muy cerquita de la parada de metro de la línea 2, Noviciado.

Teníamos reserva para las 12 de la mañana, y después de leer la carta un poco nos pedimos un menú de brunch completo que consiste en un plato, más mimosa (cava con zumo de naranja), más postre del día y un café.

Todos se pidieron de plato los huevos Benedict con tostada y bacon con salsa holandesa que venían acompañados de unas patatas hash brown (que es como un aglomerado de patata frita muy crujiente).

Huevos Benedict en Carmencita Bar

Yo, en cambio, me pedí unos huevos rancheros, que consistían en unos huevos fritos encima de unas fajitas, unos frijoles y guacamole.

Huevos rancheros en Carmencita Bar

Después de postre, pedimos tarta de chocolate y tarta de zanahoria.

Tarta de chocolate en Carmencita Bar

Tarta de zanahoria en Carmencita Bar

Finalmente pagamos por persona 14 euros, el sitio no es muy grande, pero es muy agradable, y nos llamó mucho la atención, ser los únicos españoles del local, los demás eran ingleses o alemanes!

¡¡¡Espero que tengáis un buen comienzo de semana!!!