Cucullia

¡Buenos días a todos! ¡Ya es viernes! Yo he recibido ayer por la noche una visita muy especial que se queda todo el fin de semana, así que seguramente esté un poco más desaparecida de lo normal estos días.

Quería agradecer a la revista HSM que ayer pasé por la redacción a recoger un regalo que me tocó después de la fiesta Pink Ladies Party, por haber sido una de las fotos con más “Me gusta” en su página de Facebook.

El regalo se trata de un tocado de Cucullia. La foto la he sacado de su página web, pero es exactamente el mismo tocado de flores que me ha tocado a mi.

Cucullia tocado regalo HSM

Cucullia nace a mediados de 2012 cuando Alejandra Ortiz y Natalia Pfeiffer acaban sus estudios y empiezan a dedicarse a lo que realmente les gusta. El resultado de la creatividad, las ganas y el esfuerzo, es lo que ofrecen al público. Productos diferentes y además, cosa que me encanta, hechos a mano con mucho cariño.

Tienen una amplia selección de turbantes, tocados, diademas, complementos, etc. Adornos para la cabeza (cosas que me encantan desde pequeña) que tú misma les puedes pedir a tu gusto y ellas encantadas te recibirán en su taller de Madrid.

¡Espero que tengáis un muy buen fin de semana!

Dorada al horno

Hoy os traigo una receta muy muy sencillita y sana!

Para hacer dorada al horno necesitaremos (para tres personas):

  • Tres doradas
  • Patatas
  • Cebolla
  • Aceite
  • Vino blanco
  • Sal
  • Pimienta (opcional)

Primero pelaremos y cortaremos las patatas en rodajas y las freiremos un poquito.

Pelamos y cortamos la cebolla en rodajitas y la colocamos junto con las patatas en una bandeja para horno con un poco de aceite y un poquito de sal.

A continuación colocamos las doradas justo encima y les echamos un chorrito pequeño de aceite y otro de vino blanco, sal y pimienta (si os gusta). Podemos poner un poco de cebollita otra vez encima de las doradas.

Las metemos al horno durante media hora – 45 minutos (más o menos) hay que ir controlando que no se quemen ni las doradas, ni las patatas, ni las cebollas.

Y ya está listo! Servimos y a disfrutar!

Mi experiencia en Mary Kay

¡Hola! Hoy vengo un poco más tarde, porque esta mañana me he ido hasta Aravaca a probar los productos de Mary Kay (en la calle Golondrina 76, Aravaca, Madrid).

Me invitaron en la fiesta Pink Ladies Party que os enseñaba en este post y hoy por fin acudí a una lección con consejos del cuidado de la piel de la cara.

Yo no soy muy fan de echarme cosas en la cara, y además soy muy poco constante y casi nunca me maquillo, porque tengo muy poca maña.

Así que me gustó mucho poder probar los productos. En primer lugar, el limpiador 3 en 1 de la línea TimeWise que limpia, exfolia y tonifica en un solo paso. Después hay que aclarar bien con agua y la verdad que la piel mejora significativamente. Este paso es recomendable hacerlo por la mañana y por la noche.

Limpiadora 3 en 1 Mary Kay

A continuación una mascarilla que hay que dejar puesta sobre diez minutos y utilizarla solamente una vez a la semana. Tiene un tacto arcilloso y cuando se seca, queda duro. Finalmente hay que retirarla con agua.

Mascarilla Time Wise

Posteriormente, una hidratante de la línea Botanical Effects, la cual también habría que usar por la mañana y por la noche (por fin me ha quedado grabado a fuego lo de limpiar la piel e hidratar dos veces al día, ahora sólo me falta ponerlo en práctica).

Crema hidratante Botanical Effects

Además me maquillé con base fluida de Time Wise. La verdad que no era nada pastosa (cosa que odio) y la apliqué con una brocha muy suave también de Mary Kay.

 

Base fluida mate TimeWise

Brocha

Además probé un tratamiento para exfoliar e hidratar los labios que me dieron un color sonrojado muy favorecedor. Asimismo un exfoliante y un hidratante para las manos que me dejó un agradable olor a melocotón.

Me gustó el trato recibido, ¡os recomiendo que los probéis! Las asesoras de Mary Kay estarán encantadas de recibiros, para resolver vuestras dudas de belleza.

DIY: pulsera con cápsulas de café Nespresso

En mi familia y en mi casa en Madrid, somos todos muy cafeteros y tenemos las cafeteras de Nespresso. En cuanto vi que se podían hacer un montón de cosas con las cápsulas usadas, empecé a acumularlas.

De momento sólo hice la pulsera que os enseño a continuación, pero se pueden hacer, collares, broches, prendedores del pelo, diademas, llaveros, etc.

Necesitamos: 

  • Cápsulas Nespresso usadas (coged las de colores chulos, o al gusto, usando todas iguales, o combinando de distintos colores)
  • Algo afilado, ya sea un punzón, un imperdible gordito, un descosedor, una aguja, etc.
  • Arandelas de unión 
  • Broche para cerrar

En primer lugar, tenemos que vaciar las cápsulas y lavarlas bien. Después las machacamos con un martillo (colocamos en medio un trapo para que no se raye el color metalizado de la cápsula) hasta que queden bien planas. También aplané algunas poniéndolas entre dos tablas de madera y dando un pisotón.

Pegamos dos cápsulas  del mismo color enfrentadas por la parte “fea”, la que no tiene color. Yo lo hice con una pistola de silicona termofusible. Este paso es opcional, yo lo hice porque pensé que así quedaría un poco mejor, para que por los dos lados del “abalorio” hubiese color y además para que la pulsera final quede un poco más robusta.

Posteriormente, perforé en el borde de cada cápsula con un descosedor y metí las arandelas por los agujeros, uniendo las cápsulas una a otra. En la anilla final, coloqué el broche.

Y así queda puesta en la mano!

¡Hasta mañana!

Risotto de setas

Aprovechando que es otoño y es temporada de setas, el otro día decidimos hacer un risotto de setas. Bajamos a la frutería del barrio a ver qué viandas podíamos comprar. Nos encontramos con unos maravillosos níscalos que se te hacían la boca agua.

Los ingredientes que necesitamos son los siguientes (para dos personas):

  • 200 gramos de arroz arborio (como no encontramos ni sabíamos cuál era este arroz, nosotros usamos arroz bomba)
  • 700 ml de caldo de verduras (lo podéis hacer vosotros mismos en casa o comprar un brick hecho)
  • 150 gramos de seta de cardo
  • 150 gramos de níscalos
  • 100 gramos de cebolleta
  • 75 gramos de mantequilla sin sal (en nuestro caso usamos mantequilla con sal, ya que era la que teníamos)
  • 50 gramos de queso parmesano
  • 100 ml de vino blanco
  • 2 dientes de ajo
  • 7 cucharadas de aceite de oliva
  • pimienta negra
  • sal

Preparación:

  • Lavamos las setas y las cortamos en finas rodajas
  • Cogemos los dos dientes de ajo, los pelamos y los picamos. Los ponemos a la sartén con 5 cucharadas de aceite de oliva a fuego medio-bajo. Añadimos las setas de cardo y los níscalos cuando el ajo esté empezando a estar dorado, echamos un poquito de sal y pimienta negra. Lo dejamos a fuego medio hasta que las setas estén bien hechas. Apartamos del fuego y reservamos.

  • Calentamos el caldo en una cazuela, mientras preparamos lo siguiente.
  • Pelamos la cebolleta, la cortamos en trozos pequeños. Cogemos una cacerola grande y añadimos 50 gramos de mantequilla y 2 cucharadas de aceite de oliva. Cuando esté caliente añadimos la cebolleta y un poco de sal y dejamos que se poche.
  • Añadimos los 200 gramos de arroz a la cacerola y con una cuchara de palo lo removemos durante 2 minutos. Después añadimos el vino blanco y dejamos que se reduzca casi en su totalidad. Incorporamos las setas que teníamos apartadas.
  • Ahora añadimos tres cazos de caldo muy caliente. Dejamos a fuego medio hasta que se evapore casi todo el caldo y vamos removiendo constantemente para que el arroz suelte el almidón. Cuando veamos que el arroz se va quedando sin líquido, añadimos un cazo de caldo caliente. Esta operación la repetiremos unas seis o siete veces y ojo, nunca dejando de remover. Transcurridos 18 minutos desde el primer cazo de caldo lo probamos para ver si está. Si fuese necesario añadiríamos otro cazo de caldo y así hasta que el arroz esté listo. Tiene que quedar muy cremoso.

  • Cuando el arroz esté en su punto añadimos el queso parmesano rallado y lo que nos queda de mantequilla.

  • Removemos bien y a comer!!

1er Mercadillo Polaroid

Ayer me acerqué hasta Alan Photostudio ya que celebraban el 1er mercadillo Polaroid, que anunciaban en su Facebook un par de días antes. En él se podían encontrar una selección de cámaras instantáneas Polaroid a 37 euros, flashes para Polaroid a 15 y fundas para las cámaras a 10 euros.

Como os comentaba en este otro post, me encantan, y siempre he querido una, pero nunca me he atrevido, porque siempre que las veía por internet (Ebay o así) eran a precios mínimos de 60 euros, y siempre estaba con miedo de si funcionaría o no. Pero ayer me lancé y me cogí una! Porque estas cámaras en Alan Photostudio, están todas probadas y funcionan todas!

Por supuesto tuve que coger un carrete de The Impossible Project (es la única marca que hay ahora de carretes para las Polaroid antiguas) en color y otro en B&N. (La caja de la foto es del carrete de color, que es el primero que he colocado en la cámara, el carrete de B&N lo tengo en la nevera para conservarlo perfectamente).

Aquí tenéis la primera foto que saqué, en cuanto disparas y la sacas es mejor darle un poco de calor, colocándola cerca de un radiador, o por dentro de tu abrigo si estás en la calle. En el caso de las de B&N tapar de la luz durante los dos-tres primeros minutos. Y lo más importante, tener paciencia porque tarda 20 minutos en completarse el revelado y obtener el resultado final.

Si os ha gustado y estáis interesados, hoy aún estáis de suerte!

Despedida de Soltero

Hoy es un día muy especial y emocionante para mi. Por fin podré asistir a la premiere, en el cine Artistic Metropol, de Despedida de Soltero, ópera prima de Manu Ochoa y de todo un equipo que con muchas ganas, esfuerzo y trabajo han sacado adelante un proyecto prácticamente de la nada.

La trama trata de Rubén, Marcos, Ángel y Álex cuando deciden abandonar sus rutinas unos días para reunirse de nuevo como en los viejos tiempos, viajar al pueblo donde los cuatro se criaron y así rememorar todo lo que vivieron tiempo atrás, a la vez que celebran el futuro matrimonio de Ángel con su novia de siempre. Pero lo que comienza como una reunión de viejos amigos que se presenta llena de risas y buenos recuerdos, acaba siendo todo lo contrario. Descubren que ya no tienen en común nada de aquello que les unió de pequeños.

Podréis disfrutar de la película en el cine Artistic Metropol (calle de las Cigarreras 6, Madrid) mañana, sábado 24 de noviembre a las 20.15, domingo 25 a las 22.15 y el lunes 26 a las 20.15.

DIY: colgador collares

¡Hola de nuevo! Siento mucho no haber actualizado estos dos últimos días, pero he estado liadísima, he ido a Vigo al médico y he vuelto de nuevo a Madrid y con tanto viaje y trajín no tuve tiempo a nada! Vuelvo con las pilas cargadas y con nuevas ideas. De todas maneras, quiero agradecer las visitas de todos estos días, que han sido muchas, a pesar de no tener nada nuevo por aquí ;)

En mi visita a Vigo, una de mis mejores amigas me chivó un blog súper chulo de DIY, se llama I Spy DIY del cual he sacado la siguiente manualidad que me parece de lo más práctica para ordenar los collares y colgantes que tengo.

Necesitamos una percha de madera, unas “hembrillaso alcayatas (os sugiero que no sean completamente cerradas, sino que sean abiertas para que cada vez que colguéis y descolguéis un collar no tengáis que desabrochar el broche) y un punzón.

 

En primer lugar podéis (es opcional, yo no lo he hecho) pintar la percha al gusto. Tal vez utilizando algún color que combine con vuestra habitación o vestidor.

Después marcáis con el punzón, midiendo las distancias con un metro, los sitios en donde queréis que vayan vuestras alcayatas que van a ser las miniperchitas donde irán colgados los collares.

A continuación con el punzón empezáis a hacer la perforación para que luego os sea más fácil la colocación de las alcayatas.

Enroscáis las alcayatas y listo!

 

Ya está, a ordenar todos vuestros colgantes, collares o pulseras!

¡Que tengáis buen día!¡Hasta mañana!

Vintage photos y cómo la moda vuelve

Siempre nos gusta inspirarnos en fotos de moda actuales para buscar looks chulos y originales.

Rebuscando y volviendo a ver fotos antiguas de mi madre, me ha parecido gracioso la forma de vestir y comprobar que muchas, prendas, estilos, colores vuelven años después a repetirse casi sin modificaciones.

Aquí os traigo unas fotos de mi mami en los que lleva unos looks que para mi gusto, son perfectamente ponibles (algunos con algunas leves cambios) a día de hoy.

Camiseta oversize con maxidibujo de una cara

Camiseta con print de leopardo de color verde

Conjunto de blusa y falda con print näif de elefantes con blazer oversize y zapatos azul eléctrico

Misma camisa de elefantes y mismos zapatos pero esta vez combinados con conjunto de pantalón y chaqueta (me encanta el detalle de los calcetines, fan!)

Camiseta a rayas naranjas con sandalias en el mismo tono (que aún utilizo yo en verano!)

Camiseta con número estilo baseball

Vestido de punto flojo

Chaqueta estampada

Camiseta roja con falda de piel azul marina. Me encantan las faldas de piel en general, me parece un básico que perdura con el paso del tiempo!

Maxivestido vaquero, me encanta ojalá aún lo tuviese!

Mono amarillo muy cortito para el verano. Éste aún lo tengo yo y me lo pongo cuando hace mucho calor.

Vestido hecho a medida por mi tía para mi madre

Abrigo de piel, con los dichosos slippers que se llevan ahora, en color rojo, y bolso bombonera en color crudo.

Por último, falda larga de piel, que estoy viendo a ver si la encuentro para ponérmela este invierno!

Espero que os sirva de inspiración y que se pueda aprovechar alguna idea de las fotos, actualizada, como os decía antes, a hoy.

Ayuken Fest

Hoy he estado liadísima, he madrugado y he ido a Shop & Pop y después a comer a casa de unos amigos y aún volví hace un rato, así que por eso se ha demorado el post de hoy.

Y me voy volando al Ayuken Fest, festival de música que aunque es su primera edición, intentará afianzarse como una cita anual. Os dejo el cartel y el enlace con más información!